Los verdaderos ganadores y perdedores del Mundial