Travel

Eye-popping vertical: Photos give Hong Kong skyscrapers a radical new look

Published 1846 GMT (0246 HKT) August 15, 2014
Share
vertical horizons hong kong 6vertical horizons hong kong 6
1 of 10
El fotógrafo Romain Jacquet-Lagrèze, quien reside en Hong Kong, considera que las personas deberían ver hacia arriba. Él lo hace y por eso nos regale estas postales radicales de rascacielos en Hong Kong. Courtesy of Romain Jacquet-Lagrèze
Los habitantes de la ciudad quizá están más familiarizados con la arquitectura de sus teléfonos que con los rascacielos que se encuentran en su camino diario. Courtesy of Romain Jacquet-Lagrèze
Al capturar torres de vidrio y concreto desde un punto de vista que le da una buena base al espectador, Jacquet-Lagrѐze se sintió ansioso por descubrir un paisaje de ensueño. Courtedy of Romain Jacquet-Lagrèze
Jacquet-Lagrѐze debió organizarse en torno a un horario agotador; él se acostumbró a salir de madrugada o tarde en la noche para evitar la iluminación de fondo cuando tomaba las fotografías. Courtesy of Romain Jacquet-Lagrèze
Jacquet-Lagrѐze aprecia cómo los rascacielos evocan un similar sentido de grandeza, un encanto que refleja la ajetreada vida de una ciudad en auge. Courtesy of Romain Jacquet-Lagrèze
Otra vista de un horizonte vertical compuesta por un rascacielo en Hong Kong. Courtesy of Romain Jacquet-Lagrèze
"Los vecindarios de estilo antiguo y las áreas residenciales con el tiempo serán devoradas por el edificio de apartamentos moderno o el rascacielos... es un tanto preocupante", dice Jacquet-Lagrèze. Courtesy of Romain Jacquet-Lagrèze
La naturaleza no es lo único que lucha por espacio en Hong Kong. Las estructuras tradicionales también están luchando por la atención en medio de las nuevas construcciones que invaden la ciudad. Courtesy of Romain Jacquet-Lagrèze
Jacquet-Lagrѐze menciona la importancia de la variedad, la cual parece haber alcanzado un equilibrio, incluso si un futuro de constante construcción parece alterarlo. Courtesy of Romain Jacquet-Lagrèze
"Un aspecto especial de Hong Kong, en comparación con otras ciudades, es que no establece límites, dice Jacquet-Lagrѐze. Courtesy of Romain Jacquet-Lagrèze