El robot abandonado en una planta nuclear